“Hemos retrocedido en el campo”: Candidata de la UP Meta a la Cámara, Aidee Moreno

Created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com | |   Noticias

 

En menos de 10 años la dirigente agropecuaria, Aidee Moreno Ibagué, tuvo que enterrar a su mamá, esposo y hermano, quienes fueron asesinados únicamente por ser defensores de los derechos humanos, militar en la Unión Patriótica o defender las causas de los campesinos en el departamento de Meta.

Ella es de los centenares de víctimas que dejó el extermino político y físico a ese movimiento de izquierda nacido en 1984, gracias a las negociaciones de paz entre las FARC y el gobierno del presidente, Belisario Betancur Cuartas (1982 – 1986).

Superando la adversidad siguió militando en la UP, muchas veces escondida de los asesinos aliados con agentes del Estado, y luego que al partido le devolvieran la personería jurídica reapareció en los tablados para contarle al campesinado que ella es su vocera.

NoticiasdeVillavicencio.com conversó telefónicamente con la candidata a la Cámara de Representantes, después de su recorrido por el sur del departamento de Meta, donde le dice a la gente que ellos son la verdadera opción de cambio para el Congreso de la República.

NoticiasdeVillavicencio.com: De nuevo la Unión Patriótica (UP) presenta candidatos a las elecciones, como quien dice, La UP vive.

Aidee Moreno Ibagué: Si, es nuestro movimiento político que ha venido surgiendo y ha venido creciendo en este país a pesar de todas las adversidades que le ha tocado vivir, pero estamos haciendo el trabajo político que nos corresponde, de manos de los campesinos y los trabajadores de la industria, del petróleo y de los diferentes escenarios en los cuales hemos venido trabajando.

Viendo su perfil usted es dirigente de capacidad de gestión nacional desde hace tiempo que envidiaría cualquier movimiento político.

Hemos venido haciendo un trabajo nacional, yo hago parte de la Federación Nacional Sindical Unitaria y Agropecuaria (Fensuagro) en donde hemos tenido la posibilidad de hacer un trabajo importante a nivel nacional con los campesinos, en defensa de los derechos humanos, en defensa de los derechos campesinos y en el departamento del Meta por supuesto, porque hago parte del sindicato agrario, donde hemos tenido la posibilidad también de estar en muchas partes, de las veredas y municipios del alto y bajo Ariari conociendo las necesidades de los campesinos y eso nos permite hoy tener una propuesta alternativa para las comunidades campesinas y sus necesidades que tienen en diferentes sectores.

Cuando usted dice, recogemos las banderas de esos dirigentes intachables, ¿Qué expresa con eso?

La Unión Patriótica tuvo en su seno grandes dirigentes en el departamento del Meta como Rafael Reyes Malagón, Pedro Malagón y otros que fueron asesinados y que fueron unos dirigentes intachables con un sentido social, humanitario, con todos los campesinos, tuvimos una votación importante, propuestas que todavía están ahí en el tintero y no han sido desarrolladas en materia de vías, comunicación para los campesinos, comercialización, electrificación, salud, educación, que están ahí en las necesidades tan sentidas de las comunidades campesinas de este departamento.

¿Desde cuándo milita en la UP?

Yo hice parte de los jóvenes patriotas cuando nació la Unión Patriótica, era uno de los escenarios importantes de los jóvenes del campo y la ciudad, con la idea que el programa de la Unión Patriótica para la época tuviera una trascendencia importante como lo fue, y una trascendencia política, porque la Unión Patriótica en el departamento del Meta fue un fenómeno político, porque logró posicionarse en muchas alcaldías en nuestro departamento.

Todavía uno camina los municipios -Acabo de llegar del municipio de Uribe- y encuentra uno el sentir de la comunidad y el querer que la Unión Patriótica vuelva al escenario político con sus dirigentes y las propuestas de incluir a los excluidos en este trabajo.

La UP tuvo votación interesante, alcaldías, diputados, senadores y en menos de nada, quedarse sin todos ellos porque los asesinaron ¿Cómo se siente vivir con eso?

Muy doloroso, pero también la gente muy motivada y alegre, porque ya son varios años después que le devuelven la personería jurídica a la Unión Patriótica, se vuelve al escenario político, hay alegrías, dolor, hay nostalgia también por aquellos que también le apostaron a la paz de este país y no los dejaron a la gente continuar con sus proyectos de vida que tenían para las comunidades y para ellos.

Entonces por eso hay una gran motivación, que efectivamente logremos llegar al escenario tan importante que es la Cámara de Representantes.

Una de las tesis de ustedes es querer transformar la sociedad ¿Cómo hacerlo?

La gente ve como la oportunidad que se tengan unas personas en el Congreso, que los escuchen, además, de que se ha estado siempre permanente con ellos y que podamos acompañar esas necesidades tan sentidas de ellos, y que podamos, no sólo acompañarlas, sino transformarlas y que de verdad se cumplan, como la electrificación, las vías, escuelas, la educación, hoy todavía no se tiene en el país la importancia necesaria que requieren nuestros niños para su formación.

5 niños en una vereda no son importantes, al contrario, tienen las familias que mirar que van a hacer con ellos, para donde se salen, sea para la cabecera municipal, sea para Granada, sea para Villavicencio para que sus hijos se formen, y debe haber una mirada diferente hacia nuestros campesinos, que ellos se formen en las regiones, que lleguen las escuelas, que llegue la secundaria, que llegue la universidad a esos escenarios, a esos espacios tan apartados como el campo Colombiano.

Aunque hemos tenido avances en las últimas décadas en el área urbana, el campo pareciera que está congelado en el tiempo, porque las necesidades siguen siendo las mismas y no se ven soluciones ¿Qué percepción tiene al respecto?

Nosotros creeríamos que no ha habido avances, creo que han sido retrocesos, si nosotros miramos los hospitales en los municipios, no tenemos hospitales, pareciera que son hospitales de primer nivel, pero esos hospitales, sea de primer, segundo o tercer nivel pues no atienden a las comunidades campesinas porque van un médico 1 o 2 veces a la semana ¿Si?

Los municipios tienen a la semana 10, 20 citas y eso qué cobertura tendría para los campesinos que tienen tantas necesidades. Una atención no hay para sacar radiografías, exámenes, todo eso los campesinos tienen que venir a Granada o venir a Villavicencio, en el caso del departamento del Meta, a poder tener derechos como seres humanos.

Entonces las escuelas están totalmente abandonadas, esos puestos de salud en los corregimientos no hay quien los atiendan, no hay una enfermera, no hay anda, osea que hemos tenido un retroceso en la calidad de vida que merecen los campesinos del departamento del Meta y los habitantes de estos municipios tan apartados.

Nosotros creemos y la gente cree que con las propuestas que nosotros hemos venido planteando, no solamente los derechos generales que tienen las comunidades campesinas y la ciudadanía en general, sino también una atención a los campesinos, son muchos los aportes que se hacen en este país, y los campesinos se mueren por la desidia en el campo.

Y no solamente los campesinos, en la ciudad también, nosotros encontramos en Villavicencio, en los barrios, ancianos de 60 años, de 70 años enfermos, con unas calidades de vida realmente paupérrimas, y no hay una atención especial a esos ancianos.

Esa es nuestra propuesta y por ello estamos trabajando, además de los derechos de los trabajadores de las empresas, como el caso del petróleo, como lo hace el compañero, Camilo Acero.

Porqué volver a un escenario político, con un partido golpeado, en su caso, con familiares asesinados, viviendo en el país que no acepta que esas propuestas de partidos como los que usted representa pueden contribuir a la construcción de ciudadanía ¿Por qué seguir luchando contra la corriente?

Nosotros estamos convencidos de que hay que transformar, de que hay que cambiar y abrirle los ojos a esta sociedad, a pesar de lo que me tocó vivir en lo personal, la violencia tan fuerte que me tocó a mí en lo personal. Creo que esto no puede volver a ocurrir en nuestro país, creo firmemente que nuestros hijos, nuestros nietos tienen derecho a tener una vida diferente, que las familias campesinas y las familias del pueblo colombiano tienen derecho a vivir una vida en paz, en Colombia que es un país supremamente rico, supremamente con unas diversidades de productos, de naturaleza que nos abraza todos los días, creemos que este país tiene derecho a vivir felizmente -como se dice que somos tan felices-, pero que las condiciones de vida han sido muy críticas.

Creemos que, haciendo un trabajo político, apostándole a esa propuesta política que la Unión Patriótica ha tenido desde su nacimiento podemos lograrlo, y esperamos que si nosotros llegamos a ese escenario podamos ayudar por los menos a aportar un granito de arena, a cambiar esas necesidades del pueblo.

¿Podría atreverse a dar el resultado en votos que la UP tendrá en estas elecciones al Congreso de la República?

(Risas) Pues es muy difícil, es muy difícil poder cuantificar que número de votación podamos tener, especialmente con las condiciones de campaña que tiene la Unión Patriótica. En el 2015 cuando se hizo la campaña a la Asamblea Departamental la Unión Patriótico contó con 2 millones de pesos en el departamento para hacer campaña, esas son las condiciones totalmente desiguales y muy difícil.

En este periodo no tenemos ni siquiera los 2 millones de pesos para hacer campaña, porque la sola publicidad, usted sabe que tiene altos costos, y nosotros no tenemos vallas, no tenemos los medios de comunicación al día para estar pagando las cuñas radiales y demás, son apenas las posibilidades que ustedes nos abren los micrófonos para que el pueblo nos escuche.

Entonces poder cuantificar una votación alta, una numeración de votantes, es muy difícil para nosotros, sin embargo, es que estamos haciendo este trabajo con las uñas, como lo hemos dicho, no tenemos vallas, no tenemos nada de esas cosas y vamos a hacer el trabajo voz a voz que nos permita tener una votación importante.

Además que las condiciones también electorales son muy difíciles, el potencial de votantes tiene que ser muy alto, 30 mil, 50 mil votantes para tener una representación en la Cámara, para nosotros es un reto muy grande.

¿Quién es usted, cuál es su perfil profesional, dónde nació?

Yo soy del municipio de El Castillo, Meta, soy una mujer campesina, nacida y criada del seno campesino, conozco de primera mano las necesidades de los campesinos, como nos ha tocado vivir y transitar los caminos y trochas de este departamento. Estudió en la Escuela Superior de Administración Pública, 7 semestres de administración pública, estudié en la escuela Uniclaretiana trabajo social, y soy dirigente campesina, defensora de derechos humanos, hago parte de Fensuagro, hago parte del sindicato agrario del departamento del Meta y madre de 4 hermosos hijos, y aquí estamos, en el trabajo político en estos escenarios que a mucho honor puedo representar a la Unión Patriótica.

¿Hay algo que quiera decir para cerrar esta charla?

Un abrazo sincero y amoroso a todas las comunidades del departamento del Meta, e invitarlos a que el 11 de marzo solamente tachen nuestro símbolo de la Unión Patriótica en el tarjetón a la Cámara de Representantes.

El joropo de Vive Zaperoco se va de gira nacional