En Meta está el lugar donde nacen y mueren los caballos para la Policía de Colombia

created by Prensa | Departamento de Policía Meta |

 

Durante una década la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía Nacional ha contribuido al desarrollo en los campos del país, por eso del área de Carabineros y Guías depende el criadero y geriátrico hacienda El Verdún, donde nacen los caballos de la Policía Nacional y luego regresan para terminar sus últimos años.

El criadero está ubicado en la vereda Iracá del municipio de San Martín de los Llanos, en el kilómetro 16 de la vía Llano Grande, con la extensión de aproximadamente 1.100 hectáreas, ricas en fuentes hídricas, zonas de bosque, praderas y bellos paisajes naturales, donde se albergan entre 300 y 350 semovientes equinos, distribuidos en lotes de potrancas, potros, yeguas y sanidad o excusados.

El Verdún cuenta con veterinarios, zootecnistas, herreros y preparadores equinos, enfermeros y servicios de caballada, quienes con sus capacidades trabajan en el incremento del recurso caballar, mediante procesos de reproducción, lactancia y crianza para su destinación al servicio de las unidades carabineras de todo el territorio colombiano.

Las funciones u objetivos principales están enfocadas en:

** Crear una unidad proyectada para el fortalecimiento del sistema integral de seguridad rural, mediante el incremento del recurso equino en las unidades de carabineros montados ubicadas en zonas del trópico colombiano, mediante procesos de reproducción, lactancia, crianza hasta la destinación de estos a las unidades a nivel nacional para el servicio de Policía montada.

** Implementar un programa de henificación aprovechando los recursos de las praderas naturales existentes, con el fin de evaluar, seleccionar, cortar, fabricar, almacenar y distribuir alimento para suplir las necesidades alimenticias y nutricionales requeridas a nivel nacional por los semovientes que se encuentran al servicio montado en diferentes zonas del país.

Luego de 18 años o 20 años de servicio cumplen su edad de retiro, a ese lugar llegan a descansar los caballos y mulas de las diferentes unidades de la Policía, por eso es común ver especies silla argentino, percherones, belga, cuarto de milla, pura sangre inglés y criollos colombianos.

Esos semovientes nunca más van a trabajar ni se van a reproducir, solamente son dejados en los mejores pastos y quedan bajo observación veterinaria para que estén sanos y tranquilos, lo que es considerado un trato meritorio por tantos años de servicios al país.

En la mayoría de los casos mueren por paro cardiorrespiratorio después de los 25 años, pero en el centro geriátrico hay casos de semovientes que murieron a los 35, algo así como 100 años humanos.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?