Qué corrupción tan corrupta

|   Opinión

La Tabla. Por: Néstor Restrepo Roldán (*)

 

Hace muchos años leí una expresión que me causó mucho malestar, dado su pequeño contenido y su majestuosa verdad, pues milímetro a milímetro ha venido incrementándose, de tal manera que hoy es política de Estado.

Esta semana el presidente de la República, procurador General, contralor General y fiscal General y todos los noticieros, medios, revistas y periódicos comentando sobre ella: La corrupción.

En 1982 la frase que leí fue: “La honestidad es cuestión de principiantes”, dolorosa ¿Verdad? No se imagina uno que este mal que padece el hombre, provenga del hombre mismo.

Todos los días conocemos casos y cosas sobre falta de honradez, sobre deshonestidad, sobre perversión y maltrato, sobre soborno y cohecho, sobre depravación y lógico, todo eso hace que el país hieda a putrefacto.

Lo dijo Alejandro Dumas y es una frase proverbial: “Los negocios son el dinero de los demás” y la sociedad convirtió todo, absolutamente todo, en un negocio.

Un elemento tan sencillo, como es ofrecer un servicio para beneficio de los demás y que se denomina política, se convirtió en pestilente.

La semana pasada veíamos que en las auditorías que se realizaron al manejo de las regalías en el segundo semestre de 2016, se revelaron 154 hallazgos con incidencia fiscal. Lo manifestó el contralor General en Pregunta Yamid: “Más de 20 billones de pesos se pierden al año por mera corrupción”.

Con el caso Odebrecht, descubierto por unos funcionarios del gobierno estadounidense, para un solo tramo vial, 19.240 millones de pesos para que un solo señor reparta entre los que tenían el poder del negocio (Caso viceministro, Gabriel García). Para otro negocio de una pinche carretera, 13.320 millones de pesos (Caso exsenador, Otto Nicolás Bula).

Ayer en la frase del día de nuestro periódico local apareció: “Que sepan los corruptos que pagarán caro su desprecio a la sociedad y su falta de honestidad”, manifestada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien en su campaña a la reelección vino a decirnos que la refinería era un negocio de interés nacional y que por eso la apoyaba, y de este negocio, 25.720 millones de pesos desaparecieron de las arcas del Meta.

En el año 2008 se inició el proceso de montaje de un sistema denominado Telemedicina Satelital y en 3 años, más de 50 mil millones de pesos se habían envolatado y hoy aún, la Contraloría General de la República adelanta investigación sobre dicho proyecto.

El titular de NoticiasdeVillavicencio.com fue: “Elefantes Blancos en Villavicencio, La Macarena, Uribe, Castilla la Nueva y Puerto Gaitán” con posible connotación fiscal por 242.053 millones de pesos. Y por el estilo todo, absolutamente todo en todo.

El Gobierno Nacional se expresa sorprendido y abre escandalizado la boca para manifestar su enorme extrañeza por algunos de estos episodios en la administración pública. Ya parece no acordarse de haber institucionalizado, de la manera más cínica el concepto de la mermelada, y que nos tocó directamente verla untar en la defensa que hicimos a nuestras regalías.

Tenemos que ser honestos con nuestras propias expectativas: esto de la corrupción no la van a acabar ni a vencer los burócratas y políticos que la crearon. La corrupción se acabará cuando cada uno de nosotros, con el voto, seamos capaces de sancionar con desprecio y hacia el olvido a quienes nada hacen o hacen mucho pero en su propio beneficio.

Ya se inicia la nueva contienda electoral y corruptamente todas las campañas hablarán de corrupción, porque ella es el anhelo de quien todavía no ha llegado al poder.

(*) Dirigente cívico. En Twitter: @Nestrepor

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?