Hace 64 años en Meta también hubo entrega de armas

|   Opinión

Por: Óscar Alfonso Pabón Monroy (*)

 

En cumplimiento de los acuerdos de paz de La Habana, por estos días ocurre la movilización de los guerrilleros de las FARC a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN). En el departamento de Meta las ZVTN están localizadas en los municipios de La Macarena, Vistahermosa y Mesetas.

Los actuales positivos episodios de avance hacia el posconflicto, me llevan a compartir en este escrito un histórico suceso –a mi parecer inédito- de la pacificación acordada entre el Gobierno Nacional y las guerrillas liberales del Llano, ocurrido hace 64 años en territorio metense.

En los llanos hubo entrega de armas

Con la toma del poder por parte del teniente general, Gustavo Rojas Pinilla, los Llanos colombianos vieron aparecer en su horizonte la esperanzadora luz de la paz, cuando el Gobierno Nacional y los máximos líderes de las guerrillas liberales pactaron la entrega de armas, históricos sucesos acontecidos en los casanareños pueblos de Monterrey y Tauramena durante el mes de septiembre de 1953.

Hasta junio de 2013 yo tenía conocimiento que los insurgentes llaneros sus armas las habían entregado solo en los referidos lugares de Casanare, pero resulta que el 22 de junio de ese año un curtido cantor de joropos casanareño me narró un suceso por él vivido en zona de Puerto Gaitán en el año 1953.

La otra entrega de armas

El portador de la información que ahora compartiré se llama José Gregorio Flórez Belisario, oriundo de Maní (Casanare). Cuando frisaba sus 15 años ingresó como soldado raso a las filas de la revolución del Llano, comandadas por el legendario Guadalupe Salcedo Unda.

José Gregorio es más conocido como “Cholagogue”, apodo que hace años le pusieron.

Cuando en septiembre de 1953 se dispuso la entrega de armas, él recuerda que aviones de la FAC los movilizaron desde Casanare a Las Delicias, un punto de Puerto Gaitán (Meta).

Al respecto Cholagogue dice que: “Las Delicias queda de Gaitán para abajo. Guadalupe no quiso que entregáramos en Maní. Nos recogieron en La Gileña un hato que tenía aeropuerto.

El avión hizo como 5 viajes. Apenas entregamos las armas nos regresó. Nosotros éramos los que permanecíamos con

Guadalupe”.

Del anterior testimonio tomado de fuente primaria, se concluye que:

[a] En territorio rural metense de Puerto Gaitán numerosos guerrilleros bajo el mando de Guadalupe Salcedo Unda, en

1953 llegaron para desarmarse y de inmediato volvieron a sus lugares de origen en Casanare, retomando su vida en tiempos de paz.

[b] Que esos insurrectos casanareños, eran los hombres más cercanos al legendario comandante general de las guerrillas liberales del Llano.

[c] Que el Gobierno Nacional, presidido por el militar, Rojas Pinilla, con el ánimo de facilitar la desmovilización de los insurgentes, facilitó aviones de la Fuerza Aérea Colombiana para traerlos del hato La Gileña y luego llevarlos a dicho sitio.

Hay que recordar que en meses anteriores desde esos mismos aviones se bombardeó el Llano, por la feroz persecución contra los liberales ordenada por el entonces presidente conservador, Laureano Gómez.

Coincide ese hecho histórico –el de La Gileña y Las Delicias- con lo que ocurre en los momentos actuales, cuando las Fuerzas Armadas del Estado acompañan y brindan seguridad a los grupos de insurgentes de las FARC, que se movilizan hacia sus respectivas Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

(*) Comunicador Social comunitario.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?