Proyecto para la paz fue presentado en simbólico sitio del conflicto armado metense

|   Opinión

Por: Óscar Alfonso Pabón Monroy (*)

 

En el kiosco techado con palma y madera (caney) de la moderna biblioteca pública de San Juan de Arama sucedió la presentación del proyecto Mascapaz Macarena, dirigido a 4 municipios de la jurisdicción del Área de Manejo Especial de La Macarena (AMEM), son: Mesetas, Puerto Rico, San Juan de Arama y Vistahermosa. La iniciativa está diseñada para ejecutarse en 3 años con el auspicio –no total- de la Unión Europea con sede en Bruselas.

Quienes participamos en dicho encuentro comunitario pudimos apreciar y percibir notorio liderazgo femenino, múltiples realizaciones de ejercicios socio-económicos netamente locales, conciencia ambiental y firmes posiciones para defender y proteger el patrimonio ecológico de sus territorios frente a intervenciones para extracción petrolera.

También desde las visiones endógenas escuchamos sugerencias para priorizar trabajos con la juventud, y pensamientos encaminados a generar proyectos de turismo amigable con el patrimonio ambiental.

Pero al importante certamen del proyecto Mascapaz Macarena le detecté un invisible agregado valor simbólico, con orígenes en el conflicto armado.

Resulta que el área de terreno en donde se localiza el amplio caney de la reunión formó parte del templo parroquial católico de San Juan de Arama, destruido por la incursión guerrilla al poblado en la noche del 15 de septiembre de 1997. La iglesia estaba contigua al puesto de Policía, frente a la plazoleta central.

Por coincidencia histórica justo 20 años después de aquel ataque de las FARC (1997 - 2017), y cuando apenas han transcurrido 3 de meses de la firma de la paz entre el Gobierno Nacional y los líderes insurgentes, en dicho espacio físico sanjuanero marcado por el conflicto armado, una delegada de la Unión Europea, Sofía Houee, estuvo y presentó el primer proyecto para nuestro territorio aprobado por su entidad, luego del 24 de noviembre de 2016, cuando se rubricó la paz en el teatro Colón de Bogotá.

Ruinas del demolido templo

Dentro del enorme lote que ocupó la iglesia hay ruinas de concreto que quizá formaron parte de las bases del templo, y por tanto son piezas materiales de particular simbolismo dentro de la memoria histórica de los estragos del cincuentenario conflicto armado en el territorio de Meta.

Al indagar sobre la fecha y el año de tan ingrato episodio de guerra, me di cuenta que sus habitantes poco hoy recuerdan esos datos.

En el proyecto Mascapaz Macarena todos ponen

Durante la explicación del proyecto Mascapaz Macarena del fondo fiduciario de la Unión Europea para la paz en Colombia, Johny Ariza, colombiano integrante de la misión internacional, dijo que para realizarlo “todos ponen”, por eso tendrá el respaldo nacional del Ministerio de Agricultura y en el territorio metense de las 4 administraciones municipales seleccionadas, Gobernación del Meta, Instituto Sinchi, Unillanos, Cormacarena, Cordepaz y Corpoamen.

(*) Comunicador Social comunitario

Ruinas del demolido templo.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?