Aportes del museo arqueológico Guayupe a Puerto Santander

|   Opinión

Por: Óscar Alfonso Pabón Monroy (*)

 

Al comienzo de este mes julio se cumplieron 27 años desde cuando comenzaron los hallazgos arqueológicos de Puerto Santander, en jurisdicción municipal de Fuentedeoro, Meta.

Como de los detalles de ese importante suceso cultural he hablado y escrito lo suficiente, en este aniversario me voy a referir a algunos de los impactos directos e indirectos que el museo arqueológico Guayupe ha generado en esa municipalidad.

Pero antes digo: En todos los años transcurridos, el pueblo poco se ha modificado en su estructura urbanística y el número de habitantes no ha variado mucho. Es evidente, que las familias siguen siendo casi las mismas representadas en las nuevas generaciones.

Mientras la fuerza de su economía sigue siendo el cultivo de plátano hartón, hace años que el centro poblado quedó por fuera del trazado de la vía nacional.

Aportes de los hallazgos arqueológicos y el museo:

Paralelo a la cotidiana actividad agrícola de sus habitantes, durante los veintisiete años transcurridos a partir del accidental encuentro de las primeras vasijas cerámicas -que dieron origen al hasta hoy único museo arqueológico de toda la Orinoquia- me he puesto en la tarea de tabular algunos de los efectos positivos que a Puerto Santander le ha representado el Museo Arqueológico Guayupe, los cuales por consiguiente impactan a su municipio de Fuentedeoro.

En ese ejercicio encuentro los siguientes aportes:

** Reconocimiento departamental y nacional.

** Inspiración para el nombre del festival folclórico de Fuentedeoro que lleva por nombre Guayupe, también del que se cumple en el pueblo.

** Llegada periódica de visitantes.

** Presencia de investigadores nacionales de antropología.

** Sentido de pertenencia de la comunidad.

** Se ha activado la economía local (tiendas y restaurantes).

** Divulgación de fortalezas del pueblo por parte de los visitantes.

** Buena imagen del poblado.

** Valoración y respeto local por el patrimonio arqueológico.

** Defensa del patrimonio arqueológico.

** Desarrollo de proyectos con recursos externos al presupuesto municipal.

** Capacitaciones a los integrantes de la comunidad.

** Señalización vial y punto importante en ruta de turismo cultural.

** Producción de audiovisuales publicados en Youtube.

Con base en esta incompleta relación, se evidencia el grado de importancia que el recinto cultural precolombino la ha deparado y le seguirá deparando tanto a Puerto Santander, como a la municipalidad de Fuentedeoro.

La buena noticia en este 27 aniversario de los hallazgos arqueológicos Guayupes, es la expedición de la escritura del museo por parte de la alcaldía municipal, documento que desde hace años en Puerto Santander estaban esperando.

De ahí que como un regalo de cumpleaños resultó la legalización del predio del reconocido centro de memoria arqueológica, hecho ocurrido a comienzos de junio.

(*) Comunicador Social comunitario

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?