Hocol puede hacer lo que sea para sacar petróleo en San Juan de Arama

created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com |

 

La licencia ambiental otorgada a la empresa petrolera Hocol por la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), es la excusa para que se pueda hacer cualquier explotación en San Juan de Arama, donde se perforarán cerca de 100 pozos para sacar el petróleo que está en la corteza terrestre.

Aunque ese documento fue realizado con base en estudios técnicos, se consultó a otras autoridades ambientales y la empresa afirmó que provocará el menor impacto negativo, un grupo de ciudadanos se mantienen en la raya porque creen que la licencia es ilegal y la industria petrolera generará más problemas que beneficios.

Esta semana NoticiasdeVillavicencio.com entrevistó a Juan García, presidente de la Mesa Hídrica de San Juan de Arama, quien aseguró que no es válida la licencia ambiental, porque está prohibido hacer actividades que pongan en peligro la biodiversidad en la zona donde está su municipio en el Área de Manejo Especial de La Macarena (AMEM).

[Lea acá: Explotación petrolera en Meta levantó a la comunidad contra Hocol]

Guillermo Fonseca, presidente de la empresa petrolera Hocol, consideró que ese tipo de mensajes genera una desinformación que es peligrosa e irresponsables, por eso insiste en la legalidad de la licencia y los únicos que no quieren la campaña petrolera son los ambientalistas.

“La gran mayoría de la comunidad sigue apoyando el proyecto porque han entendido que podemos realizar el proyecto, generar actividad económica que favorece a la región y proteger el medio ambiente que es lo más importante”.

También dijo que en el área donde está el bloque CPO 16 se permite la actividad industrial, y la licencia es consecuente con los decretos que crearon el AMEM, pero reconoce que es un área sensible ambientalmente y protegida.

“Se permite las actividades minero energéticas, así lo dice la licencia del ANLA y Cormacarena y eso está por escrito”.

Petróleo una amenaza

El AMEM se le denomina al área protegida de 34.326 kilómetros cuadrados en Meta que fue creada por el decreto 1989 de 1989, que reúne a los parques naturales sierra de La Macarena, Tinigua, Picachos y Sumapaz, y los distritos de manejo Macarena Norte, Macarena Sur y Ariari Guyabero.

El municipio de San Juan de Arama está ubicado al occidente del departamento, es la puerta de entrada a la sierra de La Macarena, y de acuerdo con la corporación ambiental Cormacarena integra los distritos de manejo integrado Ariari – Guayabero y Macarena Norte.

Según el libro, Áreas protegidas del departamento del Meta, que se publicó en diciembre de 2015, dice que en los citados distritos de manejo donde está San Juan es una amenaza los proyectos de exploración y explotación petrolera.

Citaron en el libro que ese territorio es importante por oferta ambiental, producción y regulación hídrica, ecoturismo, producción pesquera, ofrece servicios ecosistémicos y tiene potencial de adaptación al cambio climático.

La publicación también resaltó que esa zona es importante para la producción de hidrocarburos y potencial minero, pero pocas líneas después las consideran una amenaza.

Lo anterior más el vacío jurídico que generó Cormacarena al no formular el Plan Integral de Manejo para el distrito Ariari – Guayabero, tiene tranquila a la empresa Hocol porque en el papel pueden hacer todo lo que quieran para sacar los 100 millones de barriles de petróleo de ese suelo metense.

Perforar 100 pozos es la meta

Guillermo Fonseca contó que desde hace 5 años están realizado sísmica y la perforación de pozos estratigráficos, y con base en esos resultados van a perforar 1 pozo exploratorio: Pegaso. Si encuentran hidrocarburos se moverán al sur del bloque para hacer la perforación de 2 más.

Si hay suerte empezaría la etapa de desarrollo con la instalación de 12 plataformas donde tienen autorizado perforar hasta 8 pozos en cada una, pero ahí surge nuevamente la preocupación de los ciudadanos san juaneros.

El ambientalista García nos dijo que el impacto ambiental será importante porque van a usar el agua de los ríos y caños de San Juan de Arama, harán miles de kilómetros de carreteras y esa explotación producirá muchos residuos peligrosos como al agua de producción.

Ante eso el presidente de Hocol respondió que si el proyecto fuera exitoso y perforan 100 pozos como lo permite la licencia ambiental, incluyendo vías de acceso y vías de flujo, llegaran a intervenir 400 hectáreas que es el 1 % de las 400.000 hectáreas que están autorizadas por la ANLA.

“Si uno se crea esa imagen que todo el AMEM va a estar lleno de pozos petroleros y va a estar devastado por la actividad, es una imagen incorrecta”.

La toma del agua

La perforación de los pozos petroleros requerirá de agua para inyectarla con el fin de obligar al crudo a salir a la superficie, y lo que se devuelve es un líquido con químicos que necesita un manejo cuidadoso para evitar la contaminación de las fuentes hídricas.

Guillermo Fonseca respondió que pueden tomar el agua de ciertos puntos especialmente del río Güejar que tiene caudal de 15.000 litros por segundo, pero sólo captarán 8 litros por segundo, y sobre los vertimientos se comprometió a no lanzar el agua de producción a los fluentes.

“Es política de Hocol no verter agua a otros cuerpos de agua, se reinyecta después de tratarla y como no hay como reinyectar en Pegaso la vamos a transportar en carrotanque al campo Ocelote en Puerto Gaitán. Cualquier actividad productiva genera un impacto, la pregunta es cómo se maneja el impacto, como se mitiga y como se compensa”.

“Habrá inversión social”: Presidente de Hocol

Finalmente el petrolero explicó que le han contado a la comunidad lo que van a hacer, los impactos que se podrán generar en la campaña de perforación, escucharon lo que necesitan y quieren que cada barril genere valor para la comunidad en sus condiciones de vida.

“Hay unos presupuestos de inversión social que destinamos junto con las autoridades locales, en aquellas área que en conjunto con autoridades y comunidad acordamos que es lo mejor que puede ser para la comunidad y eso lo dicta la comunidad”.

Terminó la conversación expresando que no están considerando proyectos de arenas bituminosas.

CPO 16 es un bloque que tiene un alto potencial de hidrocarburos, con 100 millones de barriles de petróleo en 3 prospectos.

OPINIÓN

María Helena Rosas, ambientalista del municipio de Acacías: “Estrategias perversas para desvirtuar la realidad del daño catastrófico que van a dejar en la región del Ariari. Que les  cuenten como es lo del cañoneo para fracturar las capas tectónicas a kilómetros de profundidad, que les cuenten porque en una locación hay una bodega para químicos, que les cuenten donde van a depositar las aguas de producción, que les cuenten porque tienen piscinas para preparar el coctel de lodos, que les cuenten cuantos metros de gas van a quemar a cielo abierto, que les cuenten cuantos litros de agua van a reinyectar y que pasara con las aguas subterráneas”.

Ocelote en Puerto Gaitán (Meta).
Guillermo Fonseca, presidente de la empresa petrolera Hocol.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?