¡Qué tristeza con el olvido en que se halla el baloncesto de Meta!

|   Opinión

Por: Héctor Julio Chaparro Mesa (*)

 

Casi 2 años de parálisis tiene agobiado al deporte de la pelota naranja de Meta, baloncesto, por razones que conoce perfectamente la opinión deportiva del departamento y la dirigencia estatal.

Ese deporte que mayores satisfacciones y alegrías le ha brindado a los miles de aficionados que han vibrado con los torneos o competencias, llámense locales, departamentales o nacionales, es uno de los más desamparados por culpa de una dirigencia que no ha sabido responder a la responsabilidad para la que se designó.

Causa nostalgia recordar esos partidos cargados de intensa emoción cuando jugaban en el desaparecido coliseo Los Conquistadores (Actualmente Álvaro Mesa Amaya), los equipos masculinos de los colegios Francisco José de Caldas y La Salle, con la sapiente dirección técnica de los muy recordados profesores, Javier Duque y "Niño Malo" Hurtado.

Gran nivel técnico, enjundia, emociones a granel y deseos de agradar al público, eran los ingredientes de los partidos entre esos 2 equipos que se entregaban con el alma para sacar ventaja del contrario. ¡Qué tiempos aquellos!

Con la llegada a esta región del profesor, Jair Marín Montoya, se “dividió en 2" la historia del baloncesto metense.

El estratega nació en Tolima, se casó con una ex basquetbolista llanera, se residenció en Villavicencio desde hace más de 40 años, por eso indudablemente es el mejor entrenador que en todos los deportes ha tenido el departamento de Meta.

¿Recordamos a algunas chicas que nos llenaron de alegría, risas y emociones durante muchos años, merced a sus victorias en torneos nacionales?: Norma Lucía Lozano, Alicia y Sonia Barbosa, Amparo Durán Vera, Zulay Hinestroza, Amanda Rivera Baena, Diana Benjumea, Ángela Serrato, Alicia Pérez, Olga Lucía Rubio, Ruth Elena Salazar, Nayibe Gómez, Poldy Sánchez, Diana Mendoza, Abilene Lozano, Selene Roa, Gladys Mesa y muchas, muchísimas más.

Hasta la aparición de otra etapa en la que descollaron figuras de extraordinario calibre como Tatiana Mosquera y Yadira Asprilla, las más descollantes de ese grupo.

Ahora el baloncesto de Meta vive una época triste sin una Liga que la oriente administrativamente; únicamente con 2 entrenadores para preparar las categorías infantil, junior y juvenil, en los géneros femenino y masculino. En fin atravesando un momento que en el pasado jamás se registró.

Seguidores como somos de esa bella manifestación deportiva, no nos cabe más que esperar que el baloncesto resurja de las cenizas en las que se halla sumido, por la mala orientación que ha recibido de pasadas y nefastas Administraciones que es mejor no recordar.

(*) Periodista especializado en deporte.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?