2017-2: Nuestros retos en el Congreso de la República

|   Opinión

Por: Nohora Stella Tovar Rey (*)

 

Con la llegada del segundo semestre del 2017, nos enfrentamos al último año de Congreso para el que fuimos electos de 2014 a 2018. Los obstáculos encontrados por el Centro Democrático han sido inmensos, pues al frente tenemos una coalición de gobierno que poco o nada reparó al momento de aprobar las iniciativas que llegaron desde Casa de Nariño, sin embargo nuestra oposición sigue demostrando estudio, cumplimiento y debate permanente.

El pasado 20 de julio el presidente de la República narró la historia de un país que los colombianos no conocemos. Si bien fue un hecho cierto la desmovilización de la mayoría -no todos- los miembros de las FARC, también es cierto que van en aumento sus disidencias. El narcotráfico se disparó siendo nuestro país el primer productor del mundo, por tanto el microtráfico que tiene como principal objetivo de mercado a nuestros jóvenes convirtiéndolos en nuevos consumidores.

Desde Centro Democrático y como senadora de la República tendremos que enfrentar la avalancha de decretos expedidos por el gobierno Santos, con los cuales cambia gran parte de la estructura y funcionamiento del Estado para cumplirle a las FARC, lo fijado en acuerdo que el pueblo colombiano rechazamos. Desde nuestra bancada hemos presentado distintos proyectos que buscan corregir el descalabro de Santos: Tierras, agro, manejo de la riqueza ilícita de las FARC, participación política, curules especiales, son todas materias sobre las la que sentaré mi postura junto a mi partido como lo he venido haciendo.

Región: La Orinoquia hoy es reconocida en sus necesidades, hasta hace algún tiempo en concepto de región no era visible dentro del Congreso. He adelantado una labor a conciencia ante el país y puesto en conocimiento las carencias que tiene nuestro llano.

Seguiré buscando que a nuestra región se le trate con equidad frente a otras regiones del país; no podemos permitir que seamos utilizados solo para experimentos sin que se cumplan las promesas.

Seguiré defendiendo la cultura llanera, iniciará debates el proyecto de ley que busca proteger nuestras costumbres y prácticas ancestrales que son las que nos dan identidad y arraigo, el coleo es una disciplina deportiva que debemos proteger ante la intención del Gobierno Nacional de prohibirla, de igual forma avanza el proyecto de ley de mi autoría que crea los delitos de abigeato y sus agravantes para defender a la familia ganadera sin importar si es grande o pequeña.

Haré presentación de iniciativas de carácter social como la vivienda para población en condición de discapacidad, incentivos para el empleo para personas mayores de 50 años, el alivio para pequeños comerciantes en facturas de servicios públicos y la protección especial para Vichada, entre otros. Debates de control político como los ya adelantados en beneficio de la región e insistir en resolver fenómenos de violencia que acechan a la mujer colombiana, están en mi prioridad.

Agradezco siempre a las personas que me acompañan, comunidad que respalda nuestras ideas, seguiremos nuestro diálogo popular por toda nuestra región de la Orinoquia y de esa manera seguir conociendo las necesidades de nuestra gente para intentar siempre brindar una solución real.

(*) Senadora de la República de Centro Democrático.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?