El mercado campesino de Villavicencio es modelo a nivel nacional

created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com |

 

Los mercados campesinos que se realizan en Villavicencio son la muestra palpable que las comunidades se pueden asociar, establecer redes de colaboración, depositar la confianza en el otro, pueden “caminar” en busca del mismo objetivo y conformar un bloque donde el único interés es el bienestar de todos.

Hace 6 años las segundas y terceras generaciones de hijos del municipio de El Calvario que ahora viven en Villavicencio, con la excusa del centenario del pueblo se vinieron a la capital a mostrar las tradiciones culturales, gastronómicas y los productos que genera la tierra a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar.

Esa primera experiencia tuvo lugar en la plazoleta Los Libertadores del Centro villavicense, donde tuvo buen recibo de parte de los citadinos; para la organización se cumplió con la mayoría de lo presupuestado: Mostrar a El Calvario, contar que en Meta existen 2 municipios en la montaña donde se baila carranga, visibilizar las tradiciones campesinas, unir a sus habitantes y la más importante: Sin usar intermediario se vendieron frutas, verduras y demás productos.

Gracias a esa iniciativa en la actualidad van 247 mercados realizados por Mercados Campesinos del Meta, que cada sábado rotan entre los polideportivos de los barrios Virrey y Séptima de la Esperanza, donde los ciudadanos pueden llevarse canastas de productos sin químicos, preservantes, al precio justo y hasta echan ñapa.

Lo más hermoso de los mercados campesinos es que se ha creado una hermandad entre realizadores con los compradores, porque además se puede ir a desayunar, escuchar música campesina, tomar café Villavo, “arreglar” el país a través de la charla y hacer nuevos amigos.

Está el profesor que vende arroz hecho en su molino, el de los huevos de color verde, la dama que tiene los desinfectantes para la casa, la esquina de las frutas y verduras, la que vende pulpa de fruta, los tamales y el caldo “levanta muertos”, pan se sagú con otras delicias calvariunas y hasta carne de chivo o vaca, entre mucho más.

Ir al mercado campesino es una experiencia enriquecedora porque se respeta el trabajo del campesino, lo que se le paga va directamente a su bolsillo, sin saberlo se está ayudando para fortalecer su núcleo familiar, evitando que deban salir de sus tierras aterrados por la falta de ingresos.

Aunque es la iniciativa con el fin más sano que podamos encontrar en estos días de comercio voraz, tiene varios retos que cumplir para poder seguirlo haciendo por mucho tiempo, casi siempre solos porque los gobiernos prefieren minimizarlos, no verlos o ponerles competencia en vez de fortalecerlos.

Presente y futuro

Duperly Ariel Martínez Velásquez preside en este momento la junta directiva de Mercados Campesinos del Meta, por eso habló con NoticiasdeVillavicencio.com sobre sus inicios, presente y cuál debe ser el futuro de la organización que gestaron sus padres, vecinos de la finca y paisanos de El Calvario.

Explicó que el mayor reto es poder lograr la sostenibilidad en lo sociocultural, ambiental y económico, además de replantear los mercados campesinos para satisfacer las necesidades de los clientes, porque ellos son los que le dan sentido a los que están haciendo.

Sobre la sostenibilidad sociocultural consideró que están logrando el propósito al unir esas costumbres campesinas con las del citadino, mostrarles el valor de lo natural y fortalecer el tejido entre sus asociados.

Uno de los puntos fuertes de los mercados campesinos es la entrega de productos sanos casi orgánicos, realizados con las mejores prácticas del trato hacia la tierra, por eso Duperly Ariel afirmó que en los ambiental van por buen camino.

Finalmente la sostenibilidad económica es el “hueso duro de roer, porque movilizarse cada sábado o a dónde los invitan generan gastos que deben minimizar, para que los pocos ingresos se vean reflejados en los libros como ganancia.

¿Trueque o qué?

Martínez Velásquez le contó a NoticiasdeVillavicencio.com que cada sábado se están ideando nuevas formas de transacción con los compradores o entre ellos, por eso existe el trueque y el biocol, que son formas verdaderas de darle el brazo al campesinado para adquirir sus mercancías.

“El biocol es una moneda social. Un aliado que tenemos es la Universidad Cooperativa y cuando nos invitaron a llevar el mercado campesino, cada estudiante cambiaba dinero por el biocol para gastar todo en la muestra, lo que nos mostró una forma real de apoyo”.

La estrategia además de verse en Meta también es usada con grupos en Santander, Tolima y Caquetá.

Los números de MCM

** Mercados Campesinos del Meta (MCM) reúne a 150 familias de los municipios de El Calvario, San Juanito, Puerto López, Guamal, Lejanías, Restrepo y Villavicencio.

** A cada mercado campesino asisten al menos 800 personas.

** Ventas anuales de mil millones de pesos en los mercados campesinos.

** El mercado campesino de Villavicencio se institucionalizó mediante el acuerdo del Concejo municipal No 272 del 22 de agosto de 2015.

** Aliados en 6 años: PNUD, GIZ, universidades Cooperativa y de los Llanos y la corporación universitaria Minuto de Dios, Acnur, Alcaldía de Villavicencio (2012 – 2015), Alcaldía de El Calvario, Ecopetrol, Cámara de Comercio de Villavicencio, Policía Nacional, Ejército Nacional.

Alerta de sismo en Villavicencio

Directivos de Cormacarena reunidos con Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?